EL FUTURO YA ESTÁ AQUÍ

El futuro ha llegado ya. La pandemia le ha dado el empujón definitivo y nos ha alcanzado mucho antes de lo previsto.


Se trabaja más en casa y se vive más en entornos rurales o alejados de las ciudades y los centros de trabajo tradicionales.


Ya se pueden asumir grandes distancias entre la oficina y la vivienda porque muchos trabajos son híbridos, con presencia solamente uno o dos días por semana.



Y si observamos nuestro entorno, comprobaremos la tendencia de desplazarse por trabajo a vivir a otro lugar. No solamente entre ciudades sino entre países. Y no puntual sino recurrentemente.


Mis hijas, por ejemplo, viven ahora en República Checa y Francia. Residieron antes en Polonia y Suiza, provenientes de Madrid. Y tengo allegados en Bélgica, que han pasado por Italia y Francia y están ahora mismo en medio de un nuevo desplazamiento internacional.

¿A que conoces ejemplos también en tu familia o amigos?


En este escenario, las búsquedas de vivienda se realizan a distancia, desde otras ciudades o incluso países.


Por eso las inmobiliarias europeas ya casi siempre disponen de tour virtual de su cartera de viviendas.



Así atienden la creciente demanda a distancia y enseñan los inmuebles sin desplazamiento. Los futuros inquilinos seleccionan los más interesantes y la visita presencial suele ser para cerrar el acuerdo de alquiler o compra.


Los ahorros en tiempo, desplazamientos y recursos humanos, considerando que las distancias han aumentado tanto, son muy importantes.


En mi trabajo, la fotografía inmobiliaria y las visitas virtuales 360º, este nuevo contexto implica un aumento de la demanda por parte de agencias inmobiliarias y particulares. Cada vez más, necesitan ofrecer imágenes elocuentes y honestas de los inmuebles.


El mercado inmobiliario acusa ya el impacto de los nuevos hábitos de trabajo y residencia. Se buscan viviendas en lugares alejados de los barrios tradicionales, incluso rurales. Aumenta la demanda de ciertas características: luminosidad, jardines, terrazas, espacios de privacidad aptos para el trabajo y las reuniones “zoom”.




Y aún está por determinar el impacto en las ciudades y el mercado inmobiliario de las vacantes en oficinas y locales que producirán los nuevos hábitos de vida y trabajo.


En ciudades como A Coruña, sede de industrias multinacionales de la talla de Inditex, ya existía demanda inmobiliaria internacional para justificar el uso de herramientas inmobiliarias como el tour virtual 360º. El escenario pospandemia añade las razones anteriores para generalizar su utilización.


Co-working, co-living, teletrabajo, videoconferencia. El futuro ya está aquí. Tan incierto como fascinante.


© 2021 Andrés Irrazábal. Irrazábal_studio, fotografía inmobiliaria

13 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo